Especial Noruega: Bergen


Una de las entradas a los fiordos es Bergen, una ciudad con mucha vida, en la que podrás pasar 2 o 3 días sin aburrirte y descubriendo los rincones de la ciudad y sus alrededores. 


Bryggen es la zona del puerto que sigue teniendo el mismo aspecto de antes, con las casas y las callejuelas de madera y de colorines. El museo Hanseático, en esta zona, recrea cómo era la vida de los comerciantes de pescado. Tienen información en castellano y también visitas guiadas. Venden entradas conjuntas con otro museo, pero si solamente quieres ir a éste, tendrás que ir por la tarde. 



Hakonshallen y la torre Rosenkratz, la zona del castillo y el fuerte de la ciudad que mandó construir el rey Hakon. Se puede subir hasta el tejado de la torre para tener vistas de la ciudad. 



Cerca de aquí está la calle Kroken, diminuta calle pero muy acogedora cerca de la Iglesia de Santa María. 



El Fishmarket está plagado de gente española trabajando en los puestos. Son unos puestecillos cerca del punto de información donde degustar todo tipo de pescados y mariscos, sobre todo el salmón tan típico de la zona, ballena… es algo carete pero tienes que pasar a verlo. 

La Iglesia Roja, Johanes Kirken, se encuentra junto a la universidad entre bonitas callejuelas por las que pasear. 



Podemos continuar el paseo por el lago Lille Lungegardsvann, un lago en medio de la ciudad en el que descansar y disfrutar de un buen día. 



Subir a Floyen en el funicular también es una buena idea para pasar el día. Desde arriba se ve la ciudad completa y hay diferentes rutas para pasear, algunas más cortas que otras, pero casi todas son cómodas para ir andando, en bici, incluso había mucha gente que iba a correr o llevaba carritos de bebés. Un poco de naturaleza a muy pocos pasos de la ciudad. 






Si tienes tiempo, os recomendamos un paseo por los fiordos en barco. Hay diferentes empresas que hacen viajes así. Nosotros escogimos la empresa Roche que ofrece un viaje hasta Monstraumen, un pueblo de cuatro casas contadas. Es increíble cómo va adentrándose por el fiordo Osteroy y lo rodea. Es un viaje de unas 4 horas y tienen 2 horarios. Aunque el día amanezca nublado no os preocupéis, nosotros con el tiempo no tuvimos tanta suerte ese día y aun así fue espectacular. 




En lo que a comida se refiere Noruega no es un país barato, por lo que preparaos cuando vayáis a pedir cualquier cosa, por una cerveza puedes pagar fácil unos 8/9 euros, 14 por una copa de vino y hasta 32 por un plato de pollo. En cuanto a los alojamientos dependiendo de la ciudad y del lugar donde quieras estar ubicado encontrarás de todo.


Comentarios

Páginas vistas en total