De paseo por los fiordos Noruegos I


Si tenéis tiempo alquilaros un coche y recorrer la costa del fiordo Hardengerfjord desde Bergen pasando por Norheimsund, aquí podéis parar a ver la cascada Steinsdalfossen, se puede pasar por detrás del agua, y después seguir hasta Kvanndal, aquí hay un ferry hasta Utne para poder recorrer el fiordo por el otro lado. Estas 2 carreteras están calificadas como rutas turísticas y la verdad que son muy recomendables, encuentras puntos, valles, pueblos muy bonitos y están plagados de plantaciones de manzanos, que los ponen como aquí los viñedos, curioso de ver. 



Nosotros elegimos seguir desde Utne hasta Jondal y no nos arrepentimos para nada. 



Después fuimos desde Jondal hasta Odda por dos larguísimos túneles que atraviesan la montaña 10 y 11 km, impresionante.  




Odda es un pueblito al final del fiordo que conecta con un lago y desde el que poder hacer diferentes rutas, algunas te llevan a la lengua del glaciar Folgefonna. Podéis elegir entre algunas rutas más complicadas o más sencillas, no hace falta estar súper entrenado o acostumbrado para hacerlas. 




Si seguimos la carretera 13 tras pasar el lago, a unos 10 minutos llegamos a Latefoss, unas cascadas al pie de la carretera, muy bonitas. 



Desde Odda, siguiendo la carretera del fiordo Sorfjorden, llegamos a Tyssedal. A 7km de aquí encontraremos el parking de Skjeggedal, donde empieza la ruta para llegar a Trolltunga, lengua de troll. Es una piedra que sobresale hacía el vacío unos 700 m, y al lado hay un mini púlpito, pequeña réplica del que hay en Stavanger. El camino hasta llegar allí es bastante duro, en total son 22 km, unas 10 horas. El primer kilómetro es bastante difícil, o por lo menos a mí me lo pareció, salvas un desnivel de 450 m. El camino no para de subir y bajar, y no hay sombra tras la que resguardarse. Si te pasa como a nosotros que íbamos sin crema del sol, y sale un día espectacular de cielos azules y soles esplendidos, puedes volver con una gran quemada…. 




Es una caminata dura, pero que merece la pena, las vistas son increíbles y llegar y hacerte la foto de rigor en la lengua es una pasada. Hay que hacer cola y esperar tu turno para hacerte la foto, pero si has madrugado un poco, lo cual es recomendable, no habrá mucha gente y no tardarás mucho.




Comentarios

Páginas vistas en total