Fin de la ceremonia. Salida de la iglesia / ayuntamiento...

La salida de los novios, después de haberse casado también puede ser un punto, para que tus invitados no se crean, que están en una boda más. Puedes hacer casi cualquier cosa, la imaginación da para mucho, pero si no tienes tiempo para pensar aquí van algunas de las cosas que puedes hacer y sorprender a tus invitados.

Cambiar el arroz blanco por arroz de colores, en algunas páginas webs he visto que lo venden, pero si te ves con ganas y un poco de tiempo puedes hacerlo tú misma, no tardas nada. (El próximo día publicaremos el DIY de cómo se tiñe el arroz, no te lo pierdas).

Foto de Alan Studio


Algo también muy original es soltar globos. Previamente habrás tenido que hincharlos con helio, para que suban bien alto. Cada invitado cogerá uno, puedes personalizar los globos con alguna imagen o simplemente que sean todos del mismo color. El momento será mágico, único e irrepetible.



Si lo de los globos te lleva mucho tiempo, puedes optar por las pompas de jabón. Aquí tienes dos opciones: alquilar una máquina que haga pompas y colocarla a la salida y que esté echando todo el rato, o bien darles a los invitados unos pequeños tubos, y que vuelvan a la infancia soplando a través del circulito para hacer pompitas.



Quedan muy bonitas y son muy originales las sueltas de mariposas, es una opción un poco cara, pero sólo te casas una vez y si te sobra presupuesto y te gusta la naturaleza…, te aseguro que con esto te quedas con tus invitados. Si la idea te gusta pero no hay presupuesto se pueden hacer mariposas de tela, o fieltro, rellenas de lavanda para que den olor, o sin nada y colgarlas con hilo transparente de la puerta del lugar donde te cases, no es lo mismo, pero es divertido y te ayuda a decorar el lugar.  



Si ya tu presupuesto y el lugar donde te casas lo permite, una buena traca de petardos tampoco desmerece, te aseguro que más de uno se queda con la boca abierta y lo recuerda durante mucho tiempo. 


Comentarios

Páginas vistas en total